Bienvenido a Farmacia-Madrid.org

Farmacia Madrid Blog

La disfunción eréctil, un problema común y con solución

Más de un 10% de hombres han sufrido o sufren disfunción eréctil o impotencia en más de una ocasión en su vida. El error más frecuente es ignorar el problema y pensar que puede desaparecer por sí mismo, ya que en ocasiones es preciso recurrir a un tratamiento médico. En Farmacia Madrid se puede encontrar información sobre esta disfunción, así como los tratamientos más adecuados para cada caso particular.

¿Qué es la impotencia?

La disfunción eréctil se produce cuando el hombre no es capaz de tener una erección o de mantenerla en el transcurso del acto sexual, antes o después de la penetración. Si esto ocurre de forma esporádica no hay que darle mayor importancia, pero si la disfunción se produce de forma repetida en un corto período de tiempo, podemos estar ante una situación de impotencia que precisa tratamiento. En Farmacia Madrid se pueden encontrar diferentes tipos de medicamentos eficaces, capaces de paliar esa incómoda situación. Se trata en general de productos con efectos muy probados, siempre que se mantengan las dosis recomendadas.

Fundamentos fisiológicos de la impotencia

La impotencia es un trastorno que puede afectar a hombres de cualquier edad y que puede tener causas físicas, consecuencia de una enfermedad subyacente, o causas psicológicas, muchas veces derivadas de situaciones de ansiedad, depresión o estrés. Una erección se produce por un flujo elevado de sangre en el pene y una adaptación de las paredes de los denominados cuerpos cavernosos que se expanden, se llenan y hacen que el pene esté erecto. Cuando este proceso se inhibe, las paredes de los cuerpos se relajan y la sangre fluye normalmente sin que se produzca la erección. Esto es debido, generalmente a un equilibrio inadecuado de dos enzimas, los cGMP y PDE-5.

Los tratamientos contra la impotencia

Los diferentes tipos de tratamientos que se pueden encontrar en Farmacia Madrid pueden resolver eficazmente el problema de la impotencia. Se trata, en general, de productos que son capaces de inhibir la cantidad de enzima PDE-5, con lo que se consigue que fluya más sangre hacia el pene y se produzca la erección. Muchos tratamientos son orales y es preciso determinar cuál es el más adecuado para cada caso. Es por ello conveniente consultar con un médico, sobre todo en el caso de padecer alguna enfermedad.

El fundamento de todos ellos es similar, pero actúan de forma diferente y son necesarias dosis distintas y la duración de su efecto, así como los posibles efectos secundarios varían de uno a otro.

En farmacia se pueden encontrar los diferentes tipos de tratamientos y conseguir todo el asesoramiento necesario para que la impotencia deje de ser un problema.