Comprar Cialis original

Cialis Original de Lilly

El medicamento Cialis Original, comercializado por Lilly y cuyo principio activo es el Tadalafil, es muy eficaz en el tratamiento de la impotencia sexual. Al igual el sildenafilo -empleado en la viagra- elTadalafil provoca también un aumento rápido del flujo sanguíneo del pene propiciando así la erección cuando existe estimulación sexual. Una de las principales características que lo diferencian de otros medicamentos similares para combatir la disfunción erectil, es que actúa con mayor rapidez (30 minutos aproximadamente desde su ingesta) y que su efecto se mantiene en el organismo durante una media de 17 horas aproximadamente.

Dosis recomendadas
El Cialis Original se comercializa en pastillas de 10 y 20 mg. Por lo general, lo recomendable es ingerir una dosis de 10 mg al menos 30 minutos antes de iniciar la relación sexual. En el caso de que dicha dosis acabe por resultar insuficiente y no produzca los efectos esperados es posible optar por las pastillas de 20 mg, aunque lo recomendable es probar inicialmente con la menor dosis, pues en principio, debería resultar suficiente.

La dosis máxima diaria es de un solo comprimido, no estando recomendado tampoco un consumo diario de manera continuada. En caso de ser así, lo recomendable sería ingerir una dosis diaria de 2,5 o de 5 mg como máximo.

Cialis contra-indicaciones

Naturalmente, antes de inciar el tratamiento con Cialis Original es necesario que éste esté indicado por un médico. En líneas generales puede indicarse que el Cialis original está contraindicado en el caso de pacientes con intolerancia a la lactosa, insuficiencia hepática severa o problemas cardiovasculares graves, entre otros. Igualmente, debe ser administrado con precaución en personas que padezcan priapismo o deformación anatómica del pene.

Por otro lado, si se está tomando otro tipo de medicamentos, es imprescindible consultar con el médico la compatibilidad de éstos con la ingesta de Tadalafil.

Cialis efectos secundarios

Por lo general, los efectos secundarios que se han detectado con mayor frecuencia entre quienes consumen Cialis, han sido: dolores de cabeza y mareos. Otros efectos secundarios menos frecuentes son por ejemplo, rubor cutáneo, dolor de espalda y mialgia, reacciones de hipersensibilidad, dolor abdominal o sudoración.

Por otro lado, en relación con la influencia del Tadalafil sobre la capacidad de conducción, las pruebas realizadas revelan que es prácticamente insignificante. No obstante, es necesario que el paciente tenga en cuenta como reacciona su propio organismo ante el consumo de Cialis, y en el caso de sufrir mareos, evitar conducir o utilizar máquinas tras la ingesta de Tadalafil.