Comprar Cialis Soft Tabs

Dosis: Una pastilla Cialis Soft Tabs cada 36 horas

Cialis Soft Tabs es la solución para frenar la impotencia más vendida en países como Reino Unido gracias a la facilidad de su uso y su accesibilidad online. De ahí que miles de personas la utilicen para disfrutar de una mejor vida sexual. Actualmente, este fármaco se presenta en dos formatos de dosis. Los dos deben tomarse entre 30 y 60 minutos antes del acto sexual. Se trata de pastillas de 10 mg y 20 mg que se consumen por vía oral y permanecen en el cuerpo alrededor de 36 horas. Durante este tiempo, la persona que las toma, puede alcanzar erecciones firmes en cualquier momento en el que se produzca el acto sexual. Debido a la acción de larga duración, basta con una única pastilla Cialis Soft Tabs para funcionar correctamente durante 36 horas.

Efectos: capacidad para tener una vida sexual activa durante 36 horas
La dosis recomendada de Cialis Soft Tabs es 10 mg, que se deben tomar entre 20 y 60 minutos antes de la actividad sexual. Sin embargo, debido a la larga duración de los efectos, se puede tomar la pastilla dentro de las 36 horas anteriores al acto sexual. Los efectos serán satisfactorios. De hecho, si tolera bien la medicina, puede elegir una dosis mayor de 20 mg para mejorar los resultados. También es posible tomar un tratamiento diario con seguridad. Aquellas personas que tengas una vida sexual activa y deseen estar siempre a la altura, pueden tomar dosis de entre 2,5 mg y 5,0 mg. Este fármaco ha sido sometido a numerosas pruebas clínicas y los resultados han satisfactorios. En todos los casos la erección está garantizada.

Efectos secundarios: mínimos y limitados

El nivel de éxito de Cialis Soft Tabs es rotundo y sólo en el caso de un limitado número de usuarios se han detectado efectos secundarios. Los más representativos son dolor de cabeza, irritación facial, indigestión, dolor muscular o de espalda, congestión nasal… No obstante, se debe tener en cuenta que algunas sustancias combinadas con Cialis pueden aumentar el riesgo de sufrir efectos secundarios. Por ejemplo, si se mezcla con alcohol, el ritmo cardíaco puede aumentar y descender la presión de la sangre, además de provocar dolor de cabeza. Tenga cuidado también si toma medicación para regular la presión de la sangre o nitratos. Asimismo, pregunte a su médico en el caso e que sea diabético.